Qué se debe hacer si deseas estudiar y formarte en las tecnologías punteras

Nos encontramos transitando la Edad de Oro de la ingeniería, pero contrariamente no existen ingenieros. Con el tiempo ha hecho entrada la Ilustración digital, pero tampoco existe Academia. En medio de todo nos surge una gran pregunta y es ¿En donde podemos aprender lo que no se enseña?. Y es que tal cuestionamiento nos conduce a pensar que el hombre debería encontrarse preparado para esas profesiones que aún no existen.

El hombre debería tener una formación en lo que nadie conoce, en esas aulas que aún no se han construido y en donde imparten clases esos profesores que continúan ignorando las materias, según aseguran los alumnos del foro de estudio de EAE opiniones. Así como lo leemos, podría resultarnos una verdadera traición al mismísimo Sócrates y a su dialéctica.

pero si lo vemos desde otra perspectiva, resulta un engaño para los saberes que tanto urgen en esta era, donde por ejemplo, alrededor del 35% de los trabajadores europeos no cuenta con los conocimientos básicos digitales que son imprescindibles dentro de la mayoría de los trabajos que se desempeñan en la actualidad. Por lo que harían falta al menos unos 750.000 expertos tan solo en áreas como las TIC. Pero, desafortunadamente, no existen. Entonces, ¿Dónde podemos aprender lo que no nos enseñan?

Esta no resulta una respuesta sencilla, sino que debe ser buscada bajo la lógica socrática. Debemos situar el futuro a un corto plazo, y aprender por elevación las matemáticas, álgebra lineal, matrices, programación, física, estadística, ética, y de esta manera trabajar en lo concreto.

Análisis de datos, ciberseguridad, inteligencia artificial, blockchain, impresión 3D, machine learning. La distancia y las fuerzas gravitacionales que han sido generadas por tales universos han logrado abrir un agujero de gusano por el que no solo viajan los estudiantes de ciencias, sino que, ya resultó un tanto inesperado para otras materias. Hay que considerar que, dichos saberes recientes, no solo pertenecen a la tecnología y a sus expertos.

Cultura general: los algoritmos

Para muchos especialistas en otras disciplinas, ha sido relevante darse cuenta de que los algoritmos resultan una forma vibrante de comprender el mundo. En consecuencia, muchos especialistas por ejemplo, en sociología, no logran ser admitidos por su perfil profesional en este tipo de áreas a pesar de que si manejan el conocimiento.

Esta posiblemente sea la redención de algunos jóvenes que acuden de la Administración de Empresas. En estas carreras se deben realizar algoritmos, estadística, aunque todo debe ser con un enfoque bastante práctico. Para esto no es necesario que seamos genios de las matemáticas. Considerando que esta se trata de una generación que es muy capaz. Solo se deben mantener las puertas abiertas para lograr captar a quienes tengan vocación.

España cuenta con al menos 10.000 empleos que no han sido cubiertos en los oteros de la ciencia y la tecnología y todo se debe a que hacen falta candidatos. Más allá de eso, parece que solo estamos viviendo la paradoja. España es un país que se encuentra por encima de la media europea en lo que respecta a número de titulados en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM). Se pueden encontrar 21,6 graduados por cada 1.000 habitantes. En cuanto al Viejo Continente, el ratio es 19,1. En todo caso, la sociedad debe atender de inmediato a esta plegaria tecnológica.