La tecnología ha permitido el uso de energías más amigables con el medio ambiente

Los grandes avances tecnológicos nos han abierto el camino a una vida más vivible, pero también ha sido la responsable de una parte importante de la contaminación del planeta. En la actualidad el mercado nos ofrece opciones responsables denominadas energía limpia o verde, esta se trata de toda aquella energía que puede ser obtenida a partir de diversas fuentes que tienden a ser amigables con el medio ambiente. Esta se trata de un tipo de energía renovable ya que es obtenida a partir de recursos inagotables del entorno ambiental, como por ejemplo la luz solar y el aire. 

En el sentido generalizado y amplio del concepto, la energía limpia no genera ningún desecho o residuo que pueda ser contaminante. Ya que se trata de una energía en pleno desarrollo surgida de la preocupación actual por la preservación del medio ambiente y por la crisis de energías agotables, los gobiernos se han encargado de regular procesos como por ejemplo contratación luz, a partir de lo cual podemos alcanzar un gran poder para modificar las reglas. De esta manera, el simple hecho de contratar y consumir electricidad de fuentes que son renovables, nos brinda el derecho de exigir al mercado la producción de estas energías menos contaminantes. 

La tecnología ha hecho que todo el proceso de transformación y migración a las energías renovables sea algo bastante sencillo y al alcance de la mano. En el caso de España, las empresas que se encargan del comercio de este tipo de energía son bastante 

Y es que en la actualidad es posible  desde la comodidad de tu hogar, y sin un solo euro adiciona sumarse a la lucha por lograr el empleo total de las energías limpias con el fin de poner freno al tan terrible cambio climático. Y lo más importante para el bolsillo del consumidor, es que la energía limpia o verde tiene el mismo coste que la energía más contaminante. Además,  cambiar de comercializadora resulta sumamente sencillo, es como si se cambiara de una compañía de móvil a otra sin acarrear alguna molestia. 

Las tecnologías que se enfocan en generar fuentes renovables cuentan con muy bajas o nulas emisiones de gases contaminantes. De manera que es de vital importancia conocer si la energía que llega hasta nuestra casa, es renovable o no renovable. No del todo es cierto que sea totalmente renovable, pero si se desea corroborar, en España se cuenta con un sistema denominado “Garantías de Origen o GdOs. Se trata de un sistema que que es gestionado directamente por la Comisión Nacional Mercados de la Competencia y que se encarga de certificar la veracidad del sistema eléctrico verde y que la electricidad que se contrata y consume es 100% renovable.

En la medida en la que son solicitados más servicios de electricidad renovable, de la misma forma más productores deberán ir detrás de la generación de tal energía. Pero además, se trata de una manera de hacer que los políticos vean que la sociedad sí se encuentra interesada en las energías renovables.